Tarta Tres Chocolates

Las mejores recetas, aquí

Tarta mousse tres chocolates

La tarta más impresionante y deliciosa que has probado de todas las tartas de chocolate, la tarta mousse de tres chocolates.

Tiene una textura esponjosa y suave, pero no es demasiado dulce, perfecta para los golosos y los no tanto.

Tarta mousse tres chocolates

Con un molde de 22 cm nos van a salir unas 16 porciones.

Ingredientes

Para la 1ª capa:

  • 6 cucharadas de mantequilla, cortada en cubitos
  • 200 gr de chocolate negro, troceado
  • ¾ de cucharadita de café espresso en polvo
  • 1 y ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • 4 huevos
  • ⅛ cucharadita de sal
  • ⅓ cucharadita de azúcar moreno

Para la 2ª capa:

  • 2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
  • 5 cucharadas de agua caliente
  • 200 gr de chocolate con leche, troceado
  • 1 y ½ tazas de nata líquida para montar fría
  • 1 cucharada de azúcar
  • ⅛ cucharadita de sal

Para la 3ª capa:

  • ¾ cucharadita de gelatina en polvo
  • 1 cucharada de agua
  • 170 gr de chocolate blanco, troceado
  • 1 y ½ tazas de nata líquida para montar fría

Elaboración de la tarta:

Primera capa:

Precalentamos el horno a 200 grados C. Engrasamos un molde de 22 cm desmontable.

Separamos las yemas de las claras de los huevos y lo reservamos.

En un cazo derretimos el chocolate, la mantequilla y el café espresso en polvo, y batimos hasta que esté suave. Dejamos que se enfríe durante 5 minutos.

Añadimos las yemas de huevo y el extracto de vainilla y batimos hasta que se mezclen bien.

En un tazón grande de una batidora de pie, batimos las claras de huevo con la sal, a velocidad alta, durante 30 segundos, o hasta que esté espumoso.

Añadimos la mitad del azúcar moreno encima de las claras espumosas. Cuando el azúcar esté bien mezclado, añadimos la mitad restante. Seguimos batiendo hasta que se empiecen a formar picos suaves (unos 3 minutos).

Añadimos ⅓ de las claras a la mezcla de chocolate, pero sin batir enérgicamente, con movimientos envolventes. Seguimos haciendo esto hasta mezclarlo todo por completo.

Con cuidado, vertemos la mezcla de chocolate en el molde preparado. Alisamos la parte superior y horneamos de 15 a 18 minutos. Sacamos la tarta y dejamos que enfríe completamente, al menos 1 hora. Podemos tapar la tarta y refrigerarlo toda la noche.

Segunda capa:

En un bol pequeño, mezclamos el cacao en polvo y el agua caliente. Dejamos que enfrie ligeramente. Derretimos el chocolate al baño María y dejamos que enfríe 5 minutos.

En un tazón grande de una batidora de pie, batimos la nata, el azúcar y la sal a velocidad media, durante 30 segundos. Se espesará ligeramente. Aumentamos la velocidad y batimos hasta que se formen picos suaves. Esto debe ocurrir bastante rápido (20 a 30 segundos). Reservamos.

Batimos la mezcla de cacao en polvo con el chocolate derretido hasta que esté suave. Vamos añadiendo poco a poco la nata montada a la mezcla de chocolate, haciendo lo mismo que antes, mezclándolo con movimientos envolventes, sin batir.

Vertemos esta mezcla al molde con la primera capa. Alisamos la superficie con una espátula y lo introducimos en el frigorífico al menos durante 15 minutos.

Tercera capa:

Espolvoreamos la gelatina sobre el agua en un bol pequeño, mezclamos y reservamos.

En un cazo, calentamos solamente media taza de nata hasta que hierva. Lo retiramos del calor, añadimos la gelatina y removemos todo hasta que se disuelva por completo.

Añadimos el chocolate blanco y dejamos que repose unos segundos, después batimos hasta que esté suave. Lo dejamos enfriar a temperatura ambiente. Se debe espesar ligeramente.

Batimos la nata restante a velocidad media durante 30 segundos. Aumentamos la velocidad y batimos hasta que se formen picos suaves, aproximadamente de 15 a 20 segundos.

Vamos mezclando con cuidado la nata montada con la mezcla de chocolate, sin batir, con movimientos suaves, hasta que todo liso.

Vertemos la mousse de chocolate blanco sobre la mousse de chocolate con leche. Alisamos la parte superior e introducimos en el frigorífico al menos durante 3 horas.

Cuando esté listo para servir, separamos los bordes del molde con un cuchillo y desmoldamos. Podemos decorar con unas virutas de chocolate por encima.

Se puede conservar la tarta en el frigorífico hasta 3 días.

Notas:

Es importante planificar bien los tiempos al hacer la tarta. No se puede acelerar el proceso. Cada capa tiene que reposar su tiempo.